Versículos de la Biblia acerca de 6 de junio de 2006

Hebreos 13:8: 8 Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos.

Job 10-12:25: 10 ESTA mi alma aburrida de mi vida: Daré yo suelta á mi queja sobre mí, Hablaré con amargura de mi alma. 2 Diré á Dios: no me condenes, Hazme entender por qué pleiteas conmigo. 3 ¿Parécete bien que oprimas, Que deseches la obra de tus manos, Y que resplandezcas sobre el consejo de los impíos? 4 ¿Tienes tú ojos de carne? ¿Ves tú como ve el hombre? 5 ¿Son tus días como los días del hombre, O tus años como los tiempos humanos, 6 Para que inquieras mi iniquidad, Y busques mi pecado, 7 Sobre saber tú que no soy impío, Y que no hay quien de tu mano libre? 8 Tus manos me formaron y me compusieron Todo en contorno: ¿y así me deshaces? 9 Acuérdate ahora que como á lodo me diste forma: ¿Y en polvo me has de tornar? 10 ¿No me fundiste como leche, Y como un queso me cuajaste? 11 Vestísteme de piel y carne, Y cubrísteme de huesos y nervios. 12 Vida y misericordia me concediste, Y tu visitación guardó mi espíritu. 13 Y estas cosas tienes guardadas en tu corazón, Yo sé que esto está cerca de ti. 14 Si pequé, tú me has observado, Y no me limpias de mi iniquidad. 15 Si fuere malo, ­ay de mí! Y si fuere justo, no levantaré mi cabeza, Estando harto de deshonra, Y de verme afligido. 16 Y subirá de punto, pues me cazas como á león, Y tornas á hacer en mí maravillas. 17 Renuevas contra mí tus plagas, Y aumentas conmigo tu furor, Remudándose sobre mí ejércitos. 18 ¿Por qué me sacaste de la matriz? Habría yo espirado, y no me vieran ojos. 19 Fuera, como si nunca hubiera sido, Llevado desde el vientre á la sepultura. 20 ¿No son mis días poca cosa? Cesa pues, y déjame, para que me conforte un poco. 21 Antes que vaya para no volver, A la tierra de tinieblas y de sombra de muerte, 22 Tierra de oscuridad, lóbrega Como sombra de muerte, sin orden, Y que aparece como la oscuridad misma. 11 Y RESPONDIO Sophar Naamathita, y dijo: 2 ¿Las muchas palabras no han de tener respuesta? ¿Y el hombre parlero será justificado? 3 ¿Harán tus falacias callar á los hombres? ¿Y harás escarnio, y no habrá quien te avergüence? 4 Tú dices: Mi conversar es puro, Y yo soy limpio delante de tus ojos. 5 Mas ­oh quién diera que Dios hablara, Y abriera sus labios contigo, 6 Y que te declarara los arcanos de la sabiduría, Que son de doble valor que la hacienda! Conocerías entonces que Dios te ha castigado menos que tu iniquidad merece. 7 ¿Alcanzarás tú el rastro de Dios? ¿Llegarás tú á la perfección del Todopoderoso? 8 Es más alto que los cielos: ¿qué harás? Es más profundo que el infierno: ¿cómo lo conocerás? 9 Su dimensión es más larga que la tierra, Y más ancha que la mar. 10 Si cortare, ó encerrare, O juntare, ¿quién podrá contrarrestarle? 11 Porque él conoce á los hombres vanos: Ve asimismo la iniquidad, ¿y no hará caso? 12 El hombre vano se hará entendido, Aunque nazca como el pollino del asno montés. 13 Si tú apercibieres tu corazón, Y extendieres á él tus manos, 14 Si alguna iniquidad hubiere en tu mano, y la echares de ti, Y no consintieres que more maldad en tus habitaciones, 15 Entonces levantarás tu rostro limpio de mancha, Y serás fuerte y no temerás: 16 Y olvidarás tu trabajo, O te acordarás de él como de aguas que pasaron: 17 Y en mitad de la siesta se levantará bonanza, Resplandecerás, y serás como la mañana: 18 Y confiarás, que habrá esperanza, Y cavarás, y dormirás seguro: 19 Y te acostarás, y no habrá quien te espante: Y muchos te rogarán. 20 Mas los ojos de los malos se consumirán, Y no tendrán refugio, Y su esperanza será agonía del alma. 12 Y RESPONDIO Job, y dijo: 2 Ciertamente que vosotros sois el pueblo, Y con vosotros morirá la sabiduría. 3 También tengo yo seso como vosotros, No soy yo menos que vosotros: ¿Y quién habrá que no pueda decir otro tanto? 4 Yo soy uno de quien su amigo se mofa, Que invoca á Dios, y él le responde: Con todo, el justo y perfecto es escarnecido. 5 Aquel cuyos pies van á resbalar, Es como una lámpara despreciada de aquel que está á sus anchuras. 6 Prosperan las tiendas de los ladrones, Y los que provocan á Dios viven seguros, En cuyas manos él ha puesto cuanto tienen. 7 Y en efecto, pregunta ahora á las bestias, que ellas te enseñarán, Y á las aves de los cielos, que ellas te lo mostrarán, 8 O habla á la tierra, que ella te enseñará, Los peces de la mar te lo declararán también. 9 ¿Qué cosa de todas estas no entiende Que la mano de Jehová la hizo? 10 En su mano está el alma de todo viviente, Y el espíritu de toda carne humana. 11 Ciertamente el oído distingue las palabras, Y el paladar gusta las viandas. 12 En los viejos está la ciencia, Y en la larga edad la inteligencia. 13 Con Dios está la sabiduría y la fortaleza, Suyo es el consejo y la inteligencia. 14 He aquí, él derribará, y no será edificado: Encerrará al hombre, y no habrá quien le abra. 15 He aquí, el detendrá las aguas, y se secarán, El las enviará, y destruirán la tierra. 16 Con él está la fortaleza y la existencia, Suyo es el que yerra, y el que hace errar. 17 El hace andar á los consejeros desnudos de consejo, Y hace enloquecer á los jueces. 18 El suelta la atadura de los tiranos, Y ata el cinto á sus lomos. 19 El lleva despojados á los príncipes, Y trastorna á los poderosos. 20 El impide el labio á los que dicen verdad, Y quita á los ancianos el consejo. 21 El derrama menosprecio sobre los príncipes, Y enflaquece la fuerza de los esforzados. 22 El descubre las profundidades de las tinieblas, Y saca á luz la sombra de muerte. 23 El multiplica las gentes, y él las destruye: El esparce las gentes, y las torna á recoger. 24 El quita el seso de las cabezas del pueblo de la tierra, Y háceles que se pierdan vagueando sin camino: 25 Van á tientas como en tinieblas y sin luz, Y los hace errar como borrachos.

Salmos 119:105: Nun 105 Lámpara es á mis pies tu palabra, Y lumbrera á mi camino.

Gálatas 5:19-21: 19 Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, disolución, 20 Idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, 21 Envidias, homicidios, borracheras, banqueteos, y cosas semejantes á éstas: de las cuales os denuncio, como ya os he anunciado, que los que hacen tales cosas no heredarán el reino de Dios.

Mateo 16:16: 16 Y respondiendo Simón Pedro, dijo: Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente.

Génesis 11:1-32: 11 ERA entonces toda la tierra de una lengua y unas mismas palabras. 2 Y aconteció que, como se partieron de oriente, hallaron una vega en la tierra de Shinar, y asentaron allí. 3 Y dijeron los unos á los otros: Vaya, hagamos ladrillo y cozámoslo con fuego. Y fuéles el ladrillo en lugar de piedra, y el betún en lugar de mezcla. 4 Y dijeron: Vamos, edifiquémonos una ciudad y una torre, cuya cúspide llegue al cielo, y hagámonos un nombre, por si fuéremos esparcidos sobre la faz de toda la tierra. 5 Y descendió Jehová para ver la ciudad y la torre que edificaban los hijos de los hombres. 6 Y dijo Jehová: He aquí el pueblo es uno, y todos éstos tienen un lenguaje: y han comenzado á obrar, y nada les retraerá ahora de lo que han pensando hacer. 7 Ahora pues, descendamos, y confundamos allí sus lenguas, para que ninguno entienda el habla de su compañero. 8 Así los esparció Jehová desde allí sobre la faz de toda la tierra, y dejaron de edificar la ciudad. 9 Por esto fué llamado el nombre de ella Babel, porque allí confudió Jehová el lenguaje de toda la tierra, y desde allí los esparció sobre la faz de toda la tierra. 10 Estas son las generaciones de Sem: Sem, de edad de cien años, engendró á Arphaxad, dos años después del diluvio. 11 Y vivió Sem, después que engendró á Arphaxad quinientos años, y engendró hijos é hijas. 12 Y Arphaxad vivió treinta y cinco años, y engendró á Sala. 13 Y vivió Arphaxad, después que engendró á Sala, cuatrocientos y tres años, y engendró hijos é hijas. 14 Y vivió Sala treinta años, y engendró á Heber. 15 Y vivió Sala, después que engendró á Heber, cuatrocientos y tres años, y engendró hijos é hijas. 16 Y vivió Heber treinta y cuatro años, y engendró á Peleg. 17 Y vivió Heber, después que engendró á Peleg, cuatrocientos y treinta años, y engendró hijos é hijas. 18 Y vivió Peleg, treinta años, y engendró á Reu. 19 Y vivió Peleg, después que engendró á Reu, doscientos y nueve años, y engendró hijos é hijas. 20 Y Reu vivió treinta y dos años, y engendró á Serug. 21 Y vivió Reu, después que engendró á Serug, doscientos y siete años, y engendró hijos é hijas. 22 Y vivió Serug treinta años, y engendró á Nachôr. 23 Y vivió Serug, después que engendró á Nachôr, doscientos años, y engendró hijos é hijas. 24 Y vivió Nachôr veintinueve años, y engendró á Thare. 25 Y vivió Nachôr, después que engendró á Thare, ciento diecinueve años, y engendró hijos é hijas. 26 Y vivió Thare setenta años, y engendró á Abram, y á Nachôr, y á Harán. 27 Estas son las generaciones de Thare: Thare engendró á Abram, y á Nachôr, y á Harán, y Harán engendró á Lot. 28 Y murió Harán antes que su padre Thare en la tierra de su naturaleza, en Ur de los Caldeos. 29 Y tomaron Abram y Nachôr para sí mujeres: el nombre de la mujer de Abram fué Sarai, y el nombre de la mujer de Nachôr, Milca, hija de Harán, padre de Milca y de Isca. 30 Mas Sarai fué esteril, y no tenía hijo. 31 Y tomó Thare á Abram su hijo, y á Lot hijo de Harán, hijo de su hijo, y á Sarai su nuera, mujer de Abram su hijo: y salió con ellos de Ur de los Caldeos, para ir á la tierra de Canaán: y vinieron hasta Harán, y asentaron allí. 32 Y fueron los días de Thare doscientos y cinco años, y murió Thare en Harán.

Comments

comments