Versículos de la Biblia sobre la Energía

Isaías 40:28-31: 28 ¿No has sabido, no has oído que el Dios del siglo es Jehová, el cual crió los términos de la tierra? No se trabaja, ni se fatiga con cansancio, y su entendimiento no hay quien lo alcance. 29 El da esfuerzo al cansado, y multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas. 30 Los mancebos se fatigan y se cansan, los mozos flaquean y caen: 31 Mas los que esperan á Jehová tendrán nuevas fuerzas, levantarán las alas como águilas, correrán, y no se cansarán, caminarán, y no se fatigarán.

Filipenses 4:13: 13 Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.

Deuteronomio 32:36: 36 Porque Jehová juzgará á su pueblo, Y por amor de sus siervos se arrepentirá, Cuando viere que la fuerza pereció, Y que no hay guardado, mas desamparado.

Juan 3:8: 8 El viento de donde quiere sopla, y oyes su sonido, mas ni sabes de dónde viene, ni á dónde vaya: así es todo aquel que es nacido del Espíritu.

Job 33:12-25: 12 He aquí en esto no has hablado justamente: Yo te responderé que mayor es Dios que el hombre. 13 ¿Por qué tomaste pleito contra él? Porque él no da cuenta de ninguna de sus razones. 14 Sin embargo, en una ó en dos maneras habla Dios, Mas el hombre no entiende. 15 Por sueño de visión nocturna, Cuando el sueño cae sobre los hombres, Cuando se adormecen sobre el lecho, 16 Entonces revela al oído de los hombres, Y les señala su consejo, 17 Para quitar al hombre de su obra, Y apartar del varón la soberbia. 18 Detendrá su alma de corrupción, Y su vida de que pase á cuchillo. 19 También sobre su cama es castigado Con dolor fuerte en todos sus huesos, 20 Que le hace que su vida aborrezca el pan, Y su alma la comida suave. 21 Su carne desfallece sin verse, Y sus huesos, que antes no se veían, aparecen. 22 Y su alma se acerca al sepulcro, Y su vida á los que causan la muerte. 23 Si tuviera cerca de él Algún elocuente anunciador muy escogido, Que anuncie al hombre su deber, 24 Que le diga que Dios tuvo de él misericordia, Que lo libró de descender al sepulcro, Que halló redención: 25 Enterneceráse su carne más que de niño, Volverá á los días de su mocedad.

Comments

comments